Acapulco se proyecta como uno de los centros de veraneo más relevantes en las costas mexicanas. Es uno de los sitios turísticos de fama internacional en el Pacífico Mexicano. Desde la década de 1950 se consolidó como uno de los principales paraísos vacacionales a nivel continental. Famosas estrellas del cine y los espectáculos en aquel entonces gustaban de pasar largos periodos de asueto en las playas acapulqueñas. Por lo anterior hay muchas curiosidades de Acapulco, en el estado de Guerrero, que merecen ser comentadas y a eso dedicaremos el resto de esta nota.

Es interesante saber que a la Bahía de Acapulco también se le conoce como la Bahía de Santa Lucía. Es un espacio geográfico rodeado de elevadas montañas, alguna de las cuales tiene hasta 900 metros de altura. Por el hecho de que el terreno donde se asienta la ciudad portuaria de Acapulco es de arena sobre arcilla, resulta de excelente agarre para las anclas de las embarcaciones.

Ahora bien, a la lengua de terreno que separa a las bahías de Puerto Marqués y de Acapulco se le conoce como Punta Diamante. Llegando desde el mar, Acapulco tiene dos accesos: uno de ellos es Boca Grande, aunque también se le denomina como La Bocana, mientras que el otro es Boca Chica, el cual se localiza entre la Isla Roqueta y la tierra firme.

A esta famosa ínsula, La Roqueta o del Grifo, en algunos mapas y documentos náuticos antiguos se le denomina como Isla de San José. Cuenta con un faro que vale la pena conocer. El paseo marítimo a la Isla Roqueta es uno de los mejores que pueden tomarse desde playas como Caleta o Caletilla y más aún en embarcaciones con fondo de cristal para admirar a la fauna y flora de las profundidades.

El Fuerte de San Diego, actual sede de un importante museo acapulqueño, fue objeto de una gran reconstrucción entre los años de 1778 y 1784. Este complejo militar construido originalmente para defender a la ciudad costera del acoso de los piratas- problema frecuente en esta parte del país en el siglo XVII- fue devastado por un terremoto en el año 1776.

Viajar a Acapulco te da la oportunidad de conocer estos y muchos otros lugares de interés en la región. No te los pierdas.