Vamos a recomendarles uno de los lugares más divertidos del Estado de México. Es excelente para llevar a los niños de paseo, para disfrutar de la convivencia familiar y al mismo tiempo, concientizar a los pequeños acerca de la responsabilidad de proteger a los animales silvestres y su medio. Se trata del Zoológico de Zacango, uno de los atractivos imperdibles de las cercanías de Toluca. Es una garantía de satisfacción turística para pasar un fin de semana pleno de entretenimiento.

El zoológico de Zacango abre todos los días del año y nos brinda, además de la observación de sus especies, otros varios atractivos para niños y adultos. Este parque zoológico se localiza en lo que fuera la Hacienda de Zacango, justo en el área limítrofe entre Toluca y Calimaya. Fue inaugurado en 1980 y desde esta década inolvidable ha conseguido consolidarse como uno de los principales zoológicos de nuestro país.

Los primeros animales que llegaron al zoológico de Zacango fueron un grupo de venados cola blanca, procedentes de Texas. La primera cría que nació en este parque zoológico fue un venado cola blanca, en abril de 1979. Posteriormente llegaron a Zacango una pantera negra, una leona africana, un jaguar (que aún habita el parque), dos borregos muflores, un par de pavos verdes de Java y un diminuto papión sagrado.

Paulatinamente el parque fue adquiriendo más especies y colmó de novedad y vida a Zacango, aumentando su interés turístico tanto para los mexicanos como para los extranjeros.

Además de ofrecer la oportunidad de contemplar todos estos animales, en el zoológico de Zacango hay más atracciones para toda la familia: paseos en pony o en carreta, renta de lanchas de remos, zonas de juegos para niños, un cine sin costo alguno, en este último se proyectan películas acerca de la fauna y la naturaleza.

Sobresale además un área del parque dedicada al famoso compositor Gabilondo Soler “Cri Crí”.

El zoológico de Zacango, como hemos podido comprobar en lo anterior, tiene muchos de los valores que definen a otros famosos zoológicos mexicanos, pero además cuenta con características particulares que lo hacen fascinante para todos. Si se está en la búsqueda de los mejores sitios para conocer en el territorio mexiquense, es preciso incluir al zoológico de Zacango, tanto por sus antecedentes históricos, como por las especies variadas que allí habitan y las posibilidades de esparcimiento extra que ofrecen sus instalaciones. Y es que para el caso de un día de campo, estamos ante un lugar idóneo al cien por ciento. Visiten el zoológico de Zacango, en el Estado de México, para tener un fin de semana inolvidable de convivencia familiar.