Oaxaca se distingue en el mapa turístico mexicano por la diversidad de su oferta de atractivos. Pocas entidades del territorio nacional pueden rivalizar con el abanico de cosas interesantes que nos brinda la naturaleza y cultura de la geografía oaxaqueña. Muchos de los aspectos que hacen tan admirada a la nación mexicana a nivel mundial- su folclor, alegría de vida, el colorido de sus comunidades, su rica historia y su cultura- se hacen presentes en las comunidades de Oaxaca. No obstante, esos valores también se concentran en sus hermosas zonas costeras. Como comprobaremos en los siguientes comentarios, los principales centros vacacionales de las costas oaxaqueñas son una garantía de diversión y descanso para los viajeros nacionales y extranjeros.  

Ventanilla es una de las mejores playas para visitar en Oaxaca. Tiene ese nombre debido a que allí se localiza una gran roca cuya forma nos hace evocar una gran ventana. Los visitantes podrán tener en esta zona costera una excelente oportunidad para admirar a numerosos cocodrilos que tienen allí se particular hábitat. También habitan allí otros animales en peligro de extinción, especialmente exóticas aves. Las aguas de Ventanilla tienen un oleaje de moderada intensidad. La costa se presta mucho para dar largos paseos románticos y emocionantes cabalgatas. Esta excelente playa oaxaqueña se encuentra a unos 40 kilómetros de Puerto Escondido.

No menos disfrutable es Estacahuite, otra de las playas más atrayentes de Oaxaca. Tiene aguas templadas y cristalinas las cuales lucen tonalidades verdiazules y un oleaje de mediana intensidad. Por la escasa profundidad que tienen las aguas de playa Estacahuite se puede avanzar durante unos diez metros sin problema mar adentro, aunque luego el nivel del terreno desciende abruptamente. En las cercanías de la playa se ubica un gran arrecife, el cual se presta mucho para explorarlo por medio del submarinismo. Conviene mencionar que los visitantes hallarán también rústicos restaurantes y cabañas para alojarse a un precio muy accesible.  

En Huatulco y Puerto Escondido la diversión está garantizada, tomando en cuenta los atractivos antes mencionados. Se trata de lugares vastos y fascinantes en el territorio oaxaqueño. Para conocer varios de los sitios de interés que incluyen es preciso trasladarse de un rumbo a otro por la región. Para no extraviarse y para aprovechar al máximo el tiempo disponible durante unas vacaciones por las costas oaxaqueñas, lo mejor es acudir con las mejores agencias turísticas. De ese modo se podrán conocer diferentes opciones de viajes a Huatulco, y a otros destinos de las costas oaxaqueñas, que se tienen disponibles actualmente en el medio turístico.