Con una notable riqueza silvestre, el Estado de México es el destino perfecto para permitir grandes descargas de adrenalina. En esta entidad se pueden visitar presas, senderos y volcanes, así como también enormes montañas.

El Estado de México es un santuario para los aficionados al campismo y el alpinismo, puesto que hay diferentes sitios donde practicar tales actividades y al mismo tiempo, contemplar lindos paisajes.

En Tepotzotlán, se ubica el maravilloso parque Xochitla, excelente para el eco turismo, en La Marquesa, entre Toluca y la Ciudad de México, tiene 1,760 hectáreas en donde  se pueden tomar paseos a caballo, carreras de motocicletas y saborear ricos platillos de la región.

Otros lugares excelentes para disfrutar la naturaleza del Estado de México son el parque estatal El Ocotal y la Presa Brockman, en el Pueblo Mágico de El Oro.