No solamente Malinalco cautiva a los viajeros en el Estado de México, Vamos a comentarles acerca de atractivos puntos en el territorio mexiquense, como Jilotepec, La Cruz de Doendó y el Puente de Atongo. La ruta se interna en el territorio de Hidalgo y regresa al Estado de México en las cercanías de Jilotepec. Se trata de una población de raíces otomíes, que en el siglo XVI se encontraba vinculado al Camino Real de Tierra Adentro.

Es allí donde se levanta la hermosa Cruz de Doendó, realizada en Piedra y una de las referencias de la zona oriente del pueblo. Pero también hay otro monumento notable en esta área del Estado de México. Nos referimos al Puente de Atongo, incluido también en el listado de Patrimonio, se encuentra a 11 kilómetros de Jilotepec, a un costado de la autopista México-Querétaro. Es un puente del siglo XVII que está tan bien construido que todavía transitan por los automóviles y camiones. Algunos de sus detalles arquitectónicos más sobresalientes son sus tres arcos en el medio, un medallón en su centro y otras maravillas más.

Para los turistas de la Ciudad de México es una delicia visitar el pueblo de Jilotepec, por sus tesoros arquitectónicos, sus bellos parajes naturales-como el parque Las Peñas- y el divertido Bioparque Estrella.