Malinalco es un lugar perfecto para disfrutar durante las vacaciones de Semana Santa, por diversos factores que comentaremos a continuación. En primera instancia, hay que ponderar su cercanía con Toluca, capital del Estado de México, con Cuernavaca, en el estado de Morelos y hasta cierto punto, con la Ciudad de México. Todo ello consigue que unas vacaciones de Semana Santa en este sitio, puedan ser complementadas con visitas a algunos de los destinos señalados o lugares cercanos. Pero además, los muchos atractivos con los que cuenta este Pueblo Mágico, son adecuados para explorarse a profundidad, a lo largo del periodo de asueto de Semana Santa. Finalmente, la espiritualidad que se precisa para disfrutar de las celebraciones de Semana Santa, brota notoriamente de Malinalco, de sus muchos edificios sacros y festividades populares.

Vamos a comentar algunos de los sitios más recomendables en Malinalco, para visitar durante la Semana Santa. Sobresale el mencionado Ex Convento Agustino del siglo XVI, el cual, a primera vista, evoca una gran construcción medieval. Cuenta con muros burdos y rústicos, una sobria ornamentación y cuadradas columnas. No obstante, al recorrerlo uno se percata de una valiosa mezcla de tradiciones artísticas indígenas y europeas, de gran interés estético. Parte de este complejo, también imperdible resulta, en especial durante una Semana Santa en Malinalco, el Templo del Divino Salvador, con su fachada de gran altura y detalles de tipo plateresco. Quienes se decidan a visitar Malinalco en las vacaciones de Semana Santa, pueden recorrer con calma, tanto este templo como el monasterio, admirando pausadamente las pinturas murales que adornan el claustro bajo, creaciones del siglo XVI de virtuosos artistas indígenas.

Otra gran recomendación para captar al cien por ciento la relevancia turística y espiritual de Malinalco, en especial durante el periodo de Semana Santa, es el Santuario del Señor de Chalma. En el lugar donde antaño se veneraba con sacrificios humanos al dios Oxtoteótl, los frailes Sebastián de Tolentino y Nicolás Perea, construyeron un convento., en el siglo XVI, con el paso del tiempo, este lugar a llegado a ser uno de los centros de veneración religiosa más significativos de nuestro país.  Quienes tengan pensado pasar la Semana Santa en Malinalco, además de visitar al Santo Señor de Chalma y al legendario ahuehuete que allí se localiza, también tendrán la oportunidad de presenciar la representación de la Pasión y Muerte de Cristo que se realiza en las calles y templos de Malinalco.